Donación de órganos, atorada por incumplimiento de ley

donacióndeórganosbyMaxNathans

Aunque es una obligación legal, sólo seis de las 30 instituciones con licencia de trasplantes en Jalisco cuentan con un coordinador hospitalario, lo que resulta en que desaprovechan miles de donadores potenciales y se pone en mayor riesgo a los más de cuatro mil 800 jaliscienses que esperan un órgano que puede salvarles la vida.

En julio, El Informador me publicó este reportaje y esta información complementaria. Llamó mi atención el tono de algunos de los comentarios de ciberlectores (los dejé exactamente como fueron escritos):

“Yo no dono ni M4dres, ¿saben lo que cuesta un riñon?. 500,000 pesos han llegado a pagar por un riñon. Lo que quiere hacer el gobierno es hacernos donadores obligatorios y asi poder subastar nuestros órganos a algún ricachon enfermo”, se leía en uno.

“Yo pienso igual que tu., uno puede donar algun organo de algun ser querido que fallecio, …….PERO…….hay gente muy lista que COMERCIALIZA a costas del dolor humano y eso no se vale, y no es mentira hay informes que lo delatan, y por uno, pierden o perdemos todos……..”, coincidió otro.

¿Saben cuál es la mejor forma de exorcizar esos temores de tráfico de órganos? ¡Donando!

Lo que le da un valor alto a un órgano (suponiendo, sin conceder, que existe un mercado negro) es precisamente lo que estemos dispuestos a pagar por él. Si la posibilidad de obtener uno es baja, el precio sube. Si todos donáramos no habría incentivo para pagar: ¿Por qué lo haría si hay tantos órganos en el “mercado” y pronto me tocaría mi turno en la lista de espera?

En Jalisco mueren más de un centenar de personas al día en promedio —113 diarias en 2012, el registro más reciente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía— y todas son donadoras potenciales.

Si sólo sus parientes donaran, por ejemplo, las córneas de uno de ellos al día, en sólo dos años y medio se acabaría la lista de espera. Así de poderosa es la decisión de donar.

Si quieres ser donador, haz clic en este enlace del Centro Nacional de Trasplantes.

La foto para esta entrada es de Max Nathans y a compartió bajo licencia Creative Commons.

@gabrielorihuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s