TLCAN: ¿Quién ganó y quién perdió?

A 20 años de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los ganadores y perdedores no son tan fácilmente reconocibles; estar en una u otra categoría depende del país, el sector y las condiciones socioeconómicas de cada quien.

En 1993, la propaganda oficial destacaba como próximos beneficios del acuerdo comercial, que entraría en vigor el 1 de enero de 1994, el crecimiento económico, la creación de empleos y la reducción de la migración desde México.

Junto con otras medidas como la inclusión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y, en general, las reformas en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, se prometía que México se convertiría en un país del “Primer Mundo”.

Contar con el TLCAN fue una de las grandes herramientas para, por ejemplo, recuperar el empleo perdido tras el “error de diciembre” que generó la crisis de 1995, tal vez la peor que haya vivido el país.

Pero esa misma apertura ha terminado por presionar tanto la estructura de costos de las empresas, que no pocas han optado por afectar las condiciones laborales en la búsqueda de seguir siendo competitivos, aunque eso beneficie sólo a unos cuantos.

Te invito a leer este reportaje que la revista Magis me publicó en su pasada edición.

La foto en esta entrada es de Dawn Paley, quien la compartió bajo licencia Creative Commons. Checa más fotos de Dawn aquí.

@gabrielorihuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s